2,104 Views

El Jiu Jitsu Deportivo no aplica a situaciones callejeras (Felipe Costa).

Cuando yo tenía 12 años y empecé a tomar clases de Jiu Jitsu, si saber realmente lo que este arte marcial era, como cualquier chico creciendo, primero aprendí muchos juegos, y poco a poco algo sobre los conceptos de defensa personal y Jiu Jitsu para peleas callejeras, todo esto mesclado, que actualmente es llamado “Jiu Jitsu deportivo” y NO GI, esto no fue por separado.

De vez en cuando los maestros podrían poner un par de guantes en un estudiante, al cual se permitiría a golpear, y el otro tendría que manejarlo para a bajarlo y controlarlo, sin devolver los golpes. No había clases «NO GI», lo que había era una situación pre-verano (pre-vacaciones), donde realmente nosotros obteníamos un entrenamiento en caso de que tuviéramos una pelea en la playa. Durante esas sesiones, la caída en bajo el oponente era un gran error, cinturones superiores debían gritarte «Imagínate si estás abajo con la espalda sobre la arena caliente, mientras que alguien está tratando de golpearte!!!» (La arena esta extremadamente caliente en la playa si están lejos del agua y cerca de acera. Es divertido durante el verano ver a la gente que va descalza hacia la playa y tienen que correr como un locos para conseguir pasar la arena caliente hacia el agua).

En ocasiones nadie usaba guantes y se les permitía a ambos dar palmadas en la cara y el cuerpo (Taparia). Esos entrenamientos eran por lo general más intensos.

Durante estas clases queremos aprender a cerrar la distancia, derribar o poner abajo de varias maneras diferentes, las técnicas de pelea callejera como choque de cabezas, patadas en los riñones con los talones si se está en la parte inferior (súper común y que no se ve como una cosa sucia) o pisotones en los dedos del pie al igual que algunos combatientes lo siguen haciendo en las MMA. No había Rolling sin el gi, pero si el gi quedaba fuera el Rolling continuaba, los manotazos eran permitidos y lo duro de ellos dependía de la amistad entre los oponentes. Los mejores amigos se manoteaban como si la pelea fuera real, porque había un nivel de confianza y la mentalidad de «si el recibe un buen manotazo de mí, el aprenderá , que recibió un puñetazo de su enemigo en la calle «, los que no eran amigos cercanos podrían terminar golpeando con más respeto, temiendo escalar a un nivel más serio.

Gran mayoría de las clases eran similares a lo que es hoy. A veces me sorprende cómo en algunos lugares todavía sólo tiene que utilizar la misma estructura de calentamiento (correr, saltos, jacks lagartijas, sentadillas, etc.) y sin ningún progreso. Por lo general no más de 3 técnicas fueron

enseñadas por clase, pero casi nunca sólo una, no muchas repeticiones, ni siquiera cerca de la cantidad de ejercicios realizados hoy y personalmente tengo sentimientos encontrados sobre esto, ya que realmente no disfruto mucho haciendo drills. Eventualmente el entrenamiento específico relacionado para la técnica del día y el Rolling habitual (la parte que podemos actualmente considerar el entrenamiento y cuando decimos ,, “vamos a entrenar” quiere decir vamos a Rodar).

De vez en cuando, pero no puedo recordar con qué frecuencia, si era algo de una vez a la semana o incluso al mes, ya que fue completamente al azar, las técnicas deberían ser basadas sobre la defensa personal. Esas clases, cuando yo crecía, eran mis clases favoritas, defensas de Headlock, agarrando por encima del brazo, por debajo del brazo, desde la espalda, por enfrente, estrangulando como en los dibujos animados con ambas manos o defendiendo con una , aplicando defensas de alguien que te agarra el cuello , el hombro, la muñeca, el pelo, el pulgar hacia arriba, abajo, derecha, izquierda y así sucesivamente.

La pregunta «¿Por qué no puedo simplemente darle un puñetazo en la cara» conseguiría fácilmente vencerlo”, porque la respuesta :¿Y si es el padre de tu novia? Usted debe ser capaz de controlarlo sin hacerle daño», el cual era en realidad uno de los unos momentos, que tal vez por accidente, hemos aprendido algo de la filosofía en el Brazilian Jiu-Jitsu. Aparte de eso, yo (y todos los demás) tuvimos que enseñar a creer que nuestras técnicas funcionan en contra de cualquiera sin importa el tamaño, la frases que hoy estamos cansados de oír tales como «Si el tamaño importara, el elefante sería el rey de la selva, no el león «(¿Eso te recuerda cuando los Gracie comenzaron a demostrarlo?) A menudo se repite como una prueba de que las técnicas de Jiu-Jitsu eran todo lo que necesitamos y podías confiar en ella.

Comparte